Collage original con imágenes creative commons. Collage original con imágenes creative commons.

Proponen usar telescopio James Webb y gas de la risa para encontrar extraterrestres

Una nueva investigación propuso una forma para dar con vida alienígena que causa perplejidad 

Eddie Schwieterman, de la Universidad de California, publicó una investigación en la revista The Astrophysical Journal donde propuso utilizar "gas de la risa" para localizar firmas biológicas fuera de la tierra. La intención sería aprovechar las capacidades del telescopio James Webb para buscar óxido nitroso (N20) en atmósferas de exoplanetas (cuerpos celestes con características similares a la Tierra).

Hasta ahora, sostiene Schwieterman, la comunidad científica se ha centrado en el oxígeno y en el metano para encontrar firmas biológicas, lo cual podría considerarse como un error.

La investigación afirma que en la Tierra, el óxido nitroso se trata de un subproducto de desechos naturales de las formas de vida. Allí, los microorganismos se alimentan de cmpuestos del nitrógeno, descomponiéndolos en nitratos y liberando energía metabólica.

Las bacterias particulares a las que les gustan  los nitratos y descomponen estos de forma metabólica producen el óxido nitroso. Los altos niveles de N20, por lo tanto, se asocian a una atmósfera con potencial para albergar vida.  

Te puede interesar: Inventan Gafas de Realidad Virtual que te matan en la vida real si pierdes en un videojuego

Sus componentes se pueden detectar desde el James Webb

 Sistema TRAPPIST-1. Fuente: NASA.

Otro de los argumentos a favor para analizar con mayor detenimiento esta mezcla química es que con las longitudes del infrarrojo cercano y medio del avanzado James Webb, es posible detectar las partículas de óxido nitroso, lo cual da validez a la propuesta.

El equipo de la investigación modelaron el óxido nitroso necesario en la atmósfera de uno de los planetas del sistema TRAPPIST-1, a 39 años luz de distancia del nuestro. Los niveles de óxido nitroso, parecidos a los del dióxido de carbono y metano de la Tierra, serían visibles para el Webb.

Hay que señalar que en el mismo estudio se dejó en claro que aún con N20 en la atmósfera de otro planeta, esto no es un indicador de que allí vaya a haber vida. Sin embargo, dependiendo de las cantidades que se detecten, se podría obtener datos importantes sobre clima, procesos geológicos y el origen del gas.

Por último, voces expertas disienten en el hecho de que el N20 sea una firma biológica viable, pues es difícil de ser captado desde una distancia tan lejana, y como en la Tierra no hay suficiente concentración actualmente de este gas, sería poco plausible hallarlo en abundancia en otros planetas similares al nuestro.

Esto dio pie a que Schieterman ofreciera una alternativa al problema: tomar en cuenta los periodos geológicos de la Tierra para que basándose en las condiciones del oceáno de hace millones de año, se tenga en cuenta una liberación biológica mayor de N20. Así, se podría dar con la ubicación de un exoplaneta. 

Te puede interesar: Conoce las pantallas flexibles de LG que podrían cambiar los teléfonos y tabletas
 

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS