El éxito de la serie no es casualidad, pues la gente puede identificarse con ella porque retrata la realidad que muchas personas viven no sólo en Corea sino también en otros países regidos bajo el sistema capitalista. El éxito de la serie no es casualidad, pues la gente puede identificarse con ella porque retrata la realidad que muchas personas viven no sólo en Corea sino también en otros países regidos bajo el sistema capitalista.

El Juego del Calamar: Qué aspectos de la realidad de Corea del Sur critica el director

La diferencia de clases es notable en la serie, así como otros problemas como la discriminación de género y la falta de apoyo a adultos mayores.

Por:  Anneth Marín

El Juego del Calamar se ha convertido en un éxito a nivel mundial a tan sólo unos meses de su estreno. Las calles de Seúl, autos y espectaculares se han llenado de publicidad con las caras de los protagonistas. Además, Netflix Korea ha recreado los juegos infantiles para promocionarla, pero tuvieron que cerrarlos por la cantidad de fanáticos que asistieron.

El éxito de la serie no es casualidad, pues la gente puede identificarse con ella porque retrata la realidad que muchas personas viven no sólo en Corea sino también en otros países regidos bajo el sistema capitalista.

Te puede interesar: Netflix enfrenta una demanda por 'El juego del Calamar'

¿De qué trata el Juego del Calamar?

El Juego del Calamar es una serie que trata sobre un grupo de 456 deudores que reciben una invitación para participar en rondas de juegos infantiles con la promesa de ganar 45.6 mil millones de wons, alrededor de 800 millones de pesos, pero hay un grandísimo detalle: sólo habrá un ganador y ningún otro jugador quedará con vida.

El juego del Calamar: la serie inspirada en la realidad que se vive en Corea del Sur

La serie mezcla varios géneros como el drama, la comedia, la tragedia, pero también la crítica social, pues retrata la realidad que viven muchas personas en Corea del Sur. La diferencia de clases es notable en la serie, pues existe una brecha muy grande entre las personas con poder adquisitivo y la gente que vive endeudada que recurre a préstamos y apuestas.

Otras problemáticas como la situación en la que viven los inmigrantes, la discriminación de género, la falta de apoyos para personas con discapacidad, adultos mayores y oportunidades para los jóvenes son problemas que no son propios de Corea del Sur, sino de todos los países donde todo gira alrededor del dinero, según expresó Young Doo Park, director del Centro Cultural Coreano en México.

Oh Yeong-su como Oh Il-nam es un anciano con un tumor cerebral que prefiere jugar al juego a esperar morir en el exterior.

Te puede interesar: El juego del calamar: ¿qué ocurre si llamas al número de la tarjeta?

¿Qué aspectos de la realidad de Corea del Sur quiso retratar el director?

Hwang Dong-hyuk, director de la serie, se inspiró en muchos de los juegos que jugó en su infancia en la década de los 70 y 80, además, quería reflejar aspectos de la cultura coreana como la productividad, la competitividad y el estrés constante bajo el que viven las personas. El director también quiso plasmar cómo viven los inmigrantes que son contratados para trabajar en las fábricas y la represión por parte de la policía.

Te puede interesar: El Juego del Calamar: esto significa el círculo, triángulo y el cuadrado en la serie

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS