El viejo truco de echar el celular en arroz cuando se te moja no es lo más conveniente que puedes hacer en esos casos El viejo truco de echar el celular en arroz cuando se te moja no es lo más conveniente que puedes hacer en esos casos

¿Se te mojo tu celular? Meterlo en arroz no es recomendable mejor haz esto

El viejo truco de echar el celular en arroz cuando se te moja no es lo más conveniente que puedes hacer en esos casos

Si se te cayó tu smartphone al agua, seguramente lo primero que pensaste fue meterlo en arroz hasta esperar a que se seque, sin embargo, este y otros métodos como usar una secadora pueden terminar dañandolo por completo.

A continuación te contamos todo lo que debes evitar hacer para no dañar tu teléfono en caso de que se te haya mojado y además cuáles son los métodos efectivos para que sea posible volver a usarlo.

Esto es lo que no debes hacer si se te mojó tu teléfono

Enterrar tu teléfono en arroz es lo primero que debes evitar si está mojado ya que puedes agravar el problema porque el almidón en los granos y las pequeñas partículas que contiene pueden entrar por las aberturas del teléfono lo cual te causará más complicaciones.

Tampoco debes ponerlo bajo el sol para que se seque pues el calor puede terminar dañando los componentes internos. Además, evita usar una secadora pues la fuerza del aire puede causar que el agua entre a lugares más profundos de tu teléfono.

Por último, recuerda conectar tu teléfono hasta que esté completamente seco, pues de lo contrario podrías causar un corto circuito.

Esto es lo que debes hacer si tu teléfono se te cayó al agua

A continuación te dejamos una serie de pasos a seguir si quieres que tu teléfono sobreviva en caso de que se moje:

1. Lo primero que debes hacer es apagarlo para evitar cualquier corto circuito.
2. Retira todos los componentes que puedas: la funda, la tarjeta SIM, la batería y la tarjeta micro-SD. Utiliza un paño para limpiarlos.
3. Sacude el exceso de fluido dándole unos golpecitos con el puerto hacia abajo.
4. Seca el exterior con un paño seco, con una toalla de microfibra o una servilleta.
5. Déjalo secando en un recipiente hermético con sobres de gel de sílice durante 48 horas o sobre una toalla en un ambiente sin polvo o corrientes de aire.
6. Después de dos días ya puedes intentar encenderlo y en caso de que no prenda, deberás acudir a un especialista para que te ayude a repararlo.

Te puede interesar: Truco para escribir en varios idiomas sin tener que cambiar de uno a otro en tu teléfono

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS