Collage original con capturas de pantalla de la NASA Collage original con capturas de pantalla de la NASA

Misión Artemis I de la NASA finalmente se dirige a la Luna

La aeronave Orion finalmente fue lanzada hacia el espacio para dar comienzo a una nueva era de exploración espacial 

La NASA por fin pudo enviar su cohete Orión de avanzada generación hacia el espacio por primera vez en mucho tiempo y tras enfrentar numerosos contratiempos. El sistema de lanzamiento al espacio del cohete, conocido como SLS por sus siglas en inglés, despegó de Cabo Cañaveral, Florida, a la 1:47 AM de este miércoles.

Se trató de un éxito mayúsculo para la agencia aeroespacial de EUA, pues se trata de la fase incial de su programa Artemis, con el cual la NASA busca regresar al ser humano a la Luna desde 1969. Algunos de los contratiempos han incluído retrasos a causa de adversidades climáticas, fallos en los sistemas de los aparatos y billones de dólares excedidos en presupuesto a causa de los retrasos.

Los últimos meses, tanto fenómenos climatológicos impredecibles como huracanes y otros aumentos de presupuesto habían generado una imagen negativa de los esfuerzos de la NASA por llevar a cabo su misión. Sin embargo, el equipo de ingenieros finalmente pudo reparar las fugas de hidrógeno que presentaba el cohete de la misión Orión poco antes de su despegue. 

Te puede interesar: Proponen usar telescopio James Webb y gas de la risa para encontrar extraterrestres

Celebran despegue y se preparan para la siguiente etapa

Imágenes de la cámara adherida al fuselaje del Orión, conforme se va distanciando de la Tierra. 

Como era de esperarse, algunos miembros del equipo técnico de esta misión aprovecharon la euforia del despegue para agradecer por el éxito de la Orión. "Para la generación del Artemis, esta es por ustedes", dijo momentos antes del despegue Charlie Blackwell-Thompson, director de los lanzamientos de todo el conjunto de misiones que conforman a la Artemis. La cápsula del Orión fue impulsada por el proyectil poco más de 4 mil kilómetros lejos de la Tierra. Los restos del cohete, tras desprenderse, aterrizaron sobre el océano Pacífico, mientras que los dos cohetes propulsores principales se desprendieron con éxito y cayeron sobre el Atlántico.

La aeronave Orión continuará viajando hacia la Luna, la cual orbitará durante varios días para recopilar información actualizada que será revisada de regreso en nuestro planeta. Se tiene planeado que la cápsula del Orión se estrelle en el oceáno el 11 de diciembre de este año. Cabe señalar que la misión no cuenta con tripulación, salvo dos muñecos de prueba con sensores adheridos a sus cuerpos para medir niveles de radiación.

Entre otras de las funciones clave para el Orión en esta misión, está el probar su nuevo escudo contra el calor cuando se reintroduzca en la atmósfera terrestre. Esta nueva protección puede soportar temperaturas por encima de los 2800 grados Celcius. 

Te puede interesar: Nasa aprueba misión para explorar el núcleo de un planeta muerto
 

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS