Cómo mejorar el rendimiento en Windows 10 Cómo mejorar el rendimiento en Windows 10

Cómo mejorar el rendimiento en Windows 10

Windows 10 de Microsoft gestiona una serie de recursos que pueden entorpecer el funcionamiento del sistema operativo, por este motivo te contamos cuáles son y cómo desactivarlos.

Todos los equipos de cómputo requieren de un sistema operativo para funcionar correctamente en todas las tareas que hagamos en Windows 10 o el reciente Windows 11. Sin embargo, este tipo de sistemas operativos integran una serie de procesos que no son del todo necesarios en nuestras actividades diarias.

Para mejorar el rendimiento de nuestro equipo podemos desactivar algunos de estos procesos, pero es importante ser conscientes de los riesgos al funcionamiento si no sabemos exactamente qué es lo que estás haciendo. 

Si no sabes que para que funciona un proceso es mejor dejarlo tal y como está. 

A partir de que todo esto lo tengamos claro, vamos a ver dónde podemos entrar y cómo hacerlo para limitar ciertas tareas que pueden ser innecesarias para nosotros y que harán que el rendimiento del sistema sea mayor.

Desactiva procesos en Windows 10 o 11

  1. Entra a la opción “msconfig”

El primer paso consiste en ir a “Configuración del sistema”, en donde podemos configurar algunos aspectos de los servicios de arranque e inicio de Windows. 

Para visitar este apartado deberás presionar las teclas Windows + R, para después escribir msconfig y presiona en Aceptar.

Una vez estamos dentro de la Configuración del sistema veremos varias pestañas, de las que nos van a interesar concretamente dos de ellas:

Administrador de tareas


El administrador de tareas puede funcionar para desactivar algunos procesos pero de forma temporal. Después vuelven a estar activos.

Para acceder al administrador de tareas debemos realizar estos pasos:

  1. Pulsamos al mismo tiempo CTRL + Shift + ESC y automáticamente aparecerá el Administrador de tareas.
  2. Ahora que ya estamos dentro veremos que en la pestaña Procesos se van a ver todos aquellos que están en funcionamiento, sabiendo cuánto ocupan del CPU, de la memoria, del disco y de la red.
  3. Si alguno de esos procesos está ocupando demasiado de la CPU, de la memoria o del disco, siempre podremos borrarlo marcándolo y después pulsando Finalizar, botón que está en la parte de abajo a la derecha.

Si reiniciamos el ordenador o el software, el proceso volverá a funcionar con normalidad y puede afectar el rendimiento del equipo de computo.

La última pestaña pone Servicios, una sección que veremos de forma independiente en el punto siguiente, aunque está bien que sepáis que desde aquí también se puede entrar.

Deshabilitar Servicios

Este tipo de servicios son distintos a los que vimos en el caso anterior, puesto que en el caso que vamos a ver ahora se verán los internos de Windows junto con todos los demás, sabiendo los que están desactivados, los que se ejecutan de manera automática o los que dependen de un paso manual.

La forma de acceder es realmente simple:

  1. Debemos escribir en la parte de búsqueda de la barra de tareas de Windows lo siguiente: services.msc y lo ejecutamos con Administrador.
  2. Una vez dentro veremos una serie de servicios los cuales podremos gestionar de distintas formas.
  3. Pulsando un doble clic encima de cualquier Servicio que conozcamos y que queramos gestionarlo.
  4. En la ventana que ahora mismo se lanza debemos estar atentos a la parte donde pone Tipo de inicio, donde podremos gestionarlo poniéndolo en Automático, Manual o Deshabilitado.
  5. En el caso que hoy nos ocupa está claro que, siempre y cuando conozcamos muy bien lo que hacemos, pulsaremos en Deshabilitar.

De esa manera el Servicio no solo se va a detener en este momento, sino que cuando se inicie Windows, ya no estará operativo.

Esto quiere decir que no volverá a funcionar en Windows hasta que lo volvamos a habilitar.

El siguiente listado de procesos o servicios son imprescindibles para la mayoría de usuarios en el mundo y deshabilitarlos no generará un problema en tu computadora.

Te puede interesar: Conoce los riesgos de compartir las curiosidades que hacen tus hijos en Internet

Noticias Relacionadas

TE PUEDE INTERESAR

MÁS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS